Las personas con movilidad reducida derivada de una discapacidad pueden beneficiarse de una serie de ventajas fiscales en la compra de vehículos nuevos sin matricular para la adaptación de los mismos, siempre que cumplan las siguientes condiciones:

👉 Certificar minusvalía de al menos un 33%.

👉 No vender o transferir el vehículo dentro de los de 4 años siguientes a su adquisición, salvo en caso de siniestro total que resulte necesario sustituir el coche por otro nuevo. En el resto de los casos, la transferencia ha de realizarse después de cuatro años. Por el contrario, habrá que liquidar e ingresar los impuestos por el valor del vehículo cuando se matriculó.

Asimismo, resulta posible comprar más de un coche aplicando los descuentos de minusvalía siempre que el segundo se compre cuatro años después del primero. Si se quiere comprar antes, toca liquidar los beneficios fiscales obtenidos en la matriculación del primer vehículo.

CONSÚLTANOS TUS DUDAS. ESTAMOS PARA AYUDARTE.

Dale a me gusta en la página de Facebook y recibe más noticias interesantes.

Pídenos presupuesto de cualquiera de nuestros servicios:  seguros, asesoramiento a empresas, trámites de Tráfico.

Dejar un comentario

+34 981 59 12 00
Presupuesto